RAZONES DEL CONSUMO BIO

Los grandes escándalos alimentarios de los últimos años han dejado ver los graves problemas de inseguridad alimentaria. La causa fundamental de estos problemas es la utilización de sustancias químicas que pueden afectar gravemente la salud de los consumidores a través de los alimentos y el agua.
 
Razones para consumir productos ecológicos:
 
Consumir productos ecológicos es cuidar de nuestra salud, con los alimentos convencionales ingerimos substancias agrotóxicas diariamente que la afectan directamente. Los estudios demuestran que si se consumieran Alimentos Ecológicos se podría reducir el cáncer en un 30%, las enfermedades cardíacas en un 25%, la artritis en un 50%, etc.. Por otro lado se tendría una mayor resistencia a la fractura de huesos, se disminuiría la incidencia de gripes y de resfriados, la convalescencia de una enfermedad sería menor y la salud mejoraría en general.
 
    Los alimentos ecológicos tienen todos los nutrientes precisos y conservan un equilibrio en sales minerales y oligoelementos conforme a  nuestras necesidades. 
 
    Los alimentos integrales tienen que ser de cultivo ecológico, ya que en la agricultura convencional, al ser tratados con pesticidas, el tóxico se acumula más en la superficie de los cereales.
 
    Los alimentos mantienen su sabor auténtico. Al haber completado su ciclo natural sin alteraciones, se conservan durante más tiempo.
 
    Cuando consumimos alimentos ecológicos, estamos colaboramos con el ahorro energético y en la conservación del Medio Ambiente, evitando la contaminación de la terra, el agua y el aire.
 
    Los productos ecológicos, al no contener sustancias artificiales, son asimilados correctamente por el organismo sin alterar las funciones metabólicas. Los efectos para  la salud, de las sustancias agrotóxicas, son muy diversas y provocan disrupciones hormonales, causan un efecto erosivo permanente en la salud y disminuyen la capacidad de autocuración del organismo.  Si se combinan algunos pesticidas, como son el endosulfán y el dieldrín (muy utilitzados en la agricultura convencional) provocan efectos estrogénicos en el organismo (cáncer).
 

 


La auténtica economía doméstica se basa en la correcta nutrición y salud. Los productos ecológicos no resultan más caros para  la economía familiar, siendo su contenido en nutrientes por unidad de peso  superior a los convencionales, de esta manera se puede consumir menor cantidad de un alimento y nuestro organismo estar mejor alimentado y nutrido.
 
Consumir productos biológicos es una elección responsable que puede conseguir cambios en la actividad de empresas y gobiernos, ya que comporta criterios éticos (por ejemplo, no consumir alimentos procedentes de multinacionales implicados en el negocio de la manipulación genética).
 
El consumidor de productos biológicos contribuye a la independencia del agricultor y a la creación de puestos  de trabajo, evitando la problemática social que comporta el exodo rural.
 
Los productos biológicos favorecen la biodiversidad. La agro-industria convencional intenta maximizar la producción y el rendimiento sin tener en cuenta la destrucción del medio ambiente y el agotamiento de los suelos. En los países pobres esta superproducción provoca una caída de precios de productos agrarios que conlleva la miseria y pobreza de la población. El problema del hambre mundial no es debido a una falta de alimentos, que supuestamente pueda erradicarse con la ingeniería genética, sino a una errónea distribución, consumo y producción.
.